Saltear al contenido principal
Uso excesivo de mascarillas y riesgos para la salud

Nuestro quiropráctico Marcelo nos explica en este vídeo porqué no es recomendable llevar la mascarilla todo el tiempo, sí en determinadas situaciones como para venir a ajustarte, pero no todo el tiempo.

En las 3 semanas que llevamos abiertos desde el confinamiento, Marcelo está realizando muchos ajustes para abrir la caja torácica de  las personas que vienen a ajustarse porque el 90% de ellas vienen con el pecho cerrado.

Cuando no puedes respirar bien, empiezas a contraer la caja torácica inconscientemente, provocando desviaciones en las vértebras asociadas (T1, T2, T3, T4 y T5), que impiden que la información de los órganos como los pulmones, el corazón, la vesícula, el estómago y el páncreas lleguen correctamente al cerebro, debilitando enormemente nuestra salud.

Necesitamos oxígeno para que nuestras células puedan nutrirse y sentirnos bien, y la mascarilla está impidiendo que entre la suficiente cantidad de oxígeno en nuestro cuerpo. Además, si tenemos la mascarilla puesta, estamos respirando nuestros propios deshechos de CO2, intoxicándonos con nuestra propia respiración, y al crearse humedad dentro de la mascarilla, favorecemos la proliferación de bacterias y hongos que también estamos respirando, lo que es nefasto.

En una tesis doctoral realizada en la Universidad Técnica de Múnich (Alemania) en 2005 por Agus Lasarte, se examinaron los efectos de usar máscaras protectoras como las que llevamos ahora. La tesis concluye que inmediatamente después de ponerse una máscara, se inhala más CO2 exhalado de lo normal. Esto provoca los siguientes efectos negativos: un aumento de cansancio, una respiración más rápida, latidos cardíacos irregulares, un aumento de falta de concentración y una reducción de las habilidades motoras finas.

En determinadas situaciones donde el riesgo de contagio del coronavirus es mayor, por razones preventivas, es necesario el uso de la mascarilla, pero queremos advertir de estos efectos adversos para que no estéis con la mascarilla puesta todo el tiempo.

Recordad que podéis seguir viniendo a recibir vuestros ajustes quiroprácticos con tranquilidad dado que estamos respetando las medidas de seguridad necesarias.

Volver arriba