Saltear al contenido principal

Llevo viniendo 4 años, desde el 2008

Empecé a venir porque tenía una crisis muy fuerte de ciática por una hernia en las vértebras L5-S1, que me impedía caminar y me tuvo tres meses postrado en cama, esta situación me hizo entrar en estados continuos de depresión al no ver otra solución que la operación, sin garantías de nada.

Durante los primeros ajustes note mejoría de forma progresiva, al mes los dolores desaparecieron por completo, después de cada ajuste sufría mareos incluso dolores en otras zonas del cuerpo, lo que al principio me alarmo, pero me explicaron que era normal, ya que al liberar los nervios, se despiertan antiguas dolencias que estaban ocultas, cosa que me llamo mucho la atención.

Recomiendo a todo el mundo la quiropráctica, yo me ajustare de por vida, sin olvidar que también depende de uno mismo, del interés y la constancia, no se debe dejar todo en manos de la quiropráctica, tu también debes poner de tu parte. Yo hago el deporte que puedo, como lo mas sano posible, bebo agua, estiramientos…

Cuando conocí al equipo el primer día, supe que estaba en buenas manos.

Conocí la Quiropráctica porque después de un año y medio con ciática y dos operaciones de hernia de disco, me quedé en la cama sin poder caminar. Después de dos meses sin poder ponerme de pie, me trajeron literalmente en brazos a la consulta y esa tarde salí andando; al tercer día dejé la medicación y al quinto se me quitó el dolor de la pierna. Como os podéis imaginar la quiropráctica me ha cambiado totalmente la vida, los médicos ya me hablaban de resignarme a no poder jugar nunca más con mis hijas, y pasar el resto de mi vida en cama y sin embargo aquí estoy! Tan contenta me puse que me quedé a trabajar para poder ayudaros a todos!!!

Hoy me siento más consciente y segura que nunca uno debe tirar la toalla, sino perseguir sus sueños, sean cuales sean, que nadie os quite la ilusión. Aceptar es una cosa, y resignarse otra completamente distinta. De hecho en el camino de la sanación, como en la vida misma, aceptar es un paso muy importante que desde mi punto de vista debemos aprender. Observar y amar la situación de uno en un momento dado, como puede ser la enfermedad, es el paso previo a liberarse de ella, y así con todo lo que quieras lograr en tu vida. Todo es posible si tú lo crees.

Logo Marcelo Centro Quiropráctico En Madrid

Nuestro cuerpo es un compañero infatigable en nuestro camino por la vida, siempre soportando nuestras inquietudes para lo bueno y para lo malo. Tal vez, porque no me he criado entre sábanas hedonistas o por orgullo masculino, no he sido un buen compañero para mi cuerpo. Lo he sometido a grandes esfuerzos con el trabajo y con el deporte, no he escuchado sus señales y tampoco he tenido interés en comprenderlo. Un día un cirujano traumatólogo aconsejó que pasara por el quirófano para solucionar mis problemas en la L4 y L5.

Durante mis vacaciones veraniegas en un pequeño pueblo de Soria, una buena señora me habló de la Quiropráctica y me animó a que lo probara antes de someterme a una intervención quirúrgica. Seguí el consejo y así es como llegué a Marcelo.

A partir de entonces, sólo puedo hablar de lo agradecido que estoy por los buenos consejos y por la buena gente que trabaja en el centro. La alegría que transmiten, la paz interior que se respira en la consulta, la amabilidad y comprensión de la madre de Marcelo que siempre tiene algo maravilloso que decirnos, y la genialidad del doctor, del mago, de la persona de Marcelo, han hecho que mi estado de ánimo sea más positivo, más alegre y sobre todo que entienda a mi cuerpo, que sepa amarlo y cuidarlo para que juntos sigamos caminando por esta maravillosa alfombra que es la vida.
No hay palabras negativas, no hay actos negativos; hay armonía entre sus palabras, entre sus manos, en el sonido de la música, en sus canciones; todo en celebración con el elemento agua, con los besos, abrazos y las sonrisas gratuitas que nos ofrece todo el equipo.

Hasta el agradecimiento de Marcelo a la reacción de nuestro cuerpo es pasión por la vida y que nos transmite en cada sesión. ¡Qué más puedo decir! ¡Qué más se puede desear!

Despedirme con la oración imperativa de Marcelo para que confiemos en nosotros mismos, en nuestro cuerpo, en la felicidad y en la ciencia de la Quiropráctica: “Levántate y anda”.

Logo Marcelo Centro Quiropráctico En Madrid

Empecé yendo con muletas por una hernia discal y actualmente ya camino perfectamente. Me aconsejaron algunos amigos acudir al Centro Quiropráctico Marcelo y, efectivamente, me ha ido muy bien, tanto física como mentalmente, porque no solo te alinean la columna. También te transmiten una filosofía de vida que te ayuda a entender que tu cuerpo que, como bien dice Marcelo, igual que crea vida también puede curar.

Logo Marcelo Centro Quiropráctico En Madrid
Calle Guerrero - Testimonios Quiroprácticos

Tenía una hernia discal.  Como única solución, tres médicos especialistas de la espalda me aconsejaron operarme a columna abierta. No podía andar. En menos de tres meses de ajustes con Marcelo, no solo paró el dolor de la espalda, sino que me sentí con más vitalidad, se me corrigió la postura, deje de fumar… ¡La vida entraba en mi cuerpo con todo su potencial!

14 años más tarde sigo ajustándome y es una práctica básica para mi salud física y mental. Marcelo es uno de los mejores Quiroprácticos de Europa, no dudéis en probarlo.

Juan José Quesada - Testimonios Quiroprácticos
Volver arriba