Saltear al contenido principal

Poco después de cumplir los cuarenta años comencé a padecer osteoporosis y empezaron los tratamientos con los cuales me iba manteniendo hasta que cumplidos los sesenta años se agudizó la enfermedad y cada vez me encontraba peor. Seguí los tratamientos de un reumatólogo. En una de las pruebas dio como resultado que había perdido un 34 % del calcio en mi masa ósea. Comencé mi andadura en la quiropráctica en Madrid, y a los seis meses, la osteoporosis se había reducido al 25 %. Es decir, que lejos de seguir perdiendo había recuperado un 9 % de mi masa ósea. A finales de 2015, la osteoporosis ha desaparecido, quedando mi deficiencia ósea reducida a una ligera osteopenia tendente a desaparecer por completo.

Yo no acudí al centro Marcelo Quiropráctico en Madrid y Quiropráctica Nilson en Benidorm por padecer osteoporosis, sino porque debido a la edad y a la descalcificación ósea, los dolores en la región lumbar me resultaban insoportables, hasta tal punto, que el traumatólogo no veía otra solución que una operación quirúrgica, que me dejaría con limitaciones. Desde hace algún tiempo me están ajustando en Madrid y en Benidorm y desde entonces, no solamente no tengo dolores, sino que aquella operación inminente, ha quedado en el olvido porque ya no es necesaria. Siempre he seguido el tratamiento que Marcelo me recomendó. Ahora hago una vida normal, sin dolores, paseo y voy al baile, que me gusta mucho, así como viajar, que antes me resultaba una tortura.

También mi marido, después de varios tratamientos con medicamentos y visitas al fisioterapeuta, por tener casi inmovilizado el brazo izquierdo y sin obtener ningún resultado, comenzó a ajustarse con Marcelo y los resultados también han sido sorprendentes.

Volver arriba