Saltear al contenido principal
Paciente con hernia discal y su recuperación con la quiropráctica

La hernia discal es una enfermedad provocada por el desplazamiento de parte del disco intervertebral hacia la raíz del nervio, presionándola y produciendo lesiones de carácter neurológico. Las principales consecuencias derivadas de la hernia discal son el lumbago y la ciática.

El 90% de las personas que tienen una hernia discal la tienen entre las vértebras L5-S1, es decir, entre la última vértebra lumbar y el sacro. Esto se debe a que la pelvis está desequilibrada, lo que provoca una desviación de la columna vertebral que genera una tensión sobre dichas vértebras, causando la hernia discal. Muchas personas deciden operarse y pasado algún tiempo vuelven a tener otra hernia, esta vez en las vértebras de arriba, L4-L5, ya que el problema original de la pelvis no ha sido corregido.

¿Tienes una hernia discal y no te quieres operar?

La quiropráctica siempre te aconseja: primero prueba aquello que es menos agresivo para el cuerpo y si esto no te funciona entonces ya podrás aventurarte a tratamientos más agresivos. Un ajuste quiropráctico no es nada agresivo y empiezas a ver bastante pronto si tu cuerpo puede o no solucionar el problema por sí solo.

Natacha González pasó por dos operaciones de hernia discal que la dejaron durante dos meses sin poder levantarse de la cama, después de año y medio con fuertes dolores de ciática y tratamientos con fisioterapeutas, osteópatas, acupuntores… y de tomar muchas pastillas que no resolvieron su problema. Después de pasar por nuestra consulta y ajustarse con nuestro quiropráctico Marcelo se recupera completamente y desaparecen sus dolores.

En este vídeo nos deja el testimonio de su recuperación de la hernia discal gracias a la quiropráctica.

Son muchos los pacientes que vienen a nuestro Centro Quiropráctico en Madrid con hernias discales. Todos ellos vienen porque en su día la quiropráctica ayudó a un amigo o un familiar con el mismo problema.

Puedes encontrar más testimonios de personas como Natacha que se recuperaron de sus fuertes dolores de ciática y lumbalgia provacados por hernias discales gracias a la quiropráctica.

También puedes venir a informarte a nuestros talleres gratuitos del cuidado de la columna vertebral.

Volver arriba