Saltear al contenido principal
Verano Y Quiropráctica - Centro Quiropráctico Madrid
Este verano recupera tu salud a través de los buenos hábitos

Llega el verano después de unos largos y estresantes meses de confinamiento y es un momento estupendo para recuperar nuestros buenos hábitos de cuidado que nos permitan sentirnos bien y recuperar nuestro bienestar interno.

Mi salud es un reflejo de mis hábitos: si tengo buenos hábitos me voy a sentir mejor que si tengo malos hábitos.

Nuestro Centro Quiropráctico en Madrid permanecerá abierto durante los meses de verano para ayudarte a recuperar esos buenos hábitos que seguro has perdido durante los meses de confinamiento, y para recordarte las claves para mantener una buena salud y un estado de bienestar.

Venimos al quiropráctico para tener una experiencia de vida más plena. Nuestro cerebro, a través del sistema parasimpático, actúa para regenerar y curar nuestro cuerpo. Cuando estamos estresados, las hormonas de estrés activan el sistema simpático, deteniendo la acción del parasimpático y la sanación natural de nuestro cuerpo. Lo que debemos aprender son estrategias para reducir los niveles de estrés y mantenernos el mayor tiempo posible en el sistema parasimpático.

Salud es adaptación. La causa de todos mis problemas es que mi cuerpo no se adapta al entorno. La cura está en ponerlo más fuerte para que pueda adaptarse. El órgano clave que determina mi capacidad de adaptación es el cerebro, y cuido de mi cerebo con la alimentación, el descanso, haciendo ejercicio, teniendo pensamientos sanos y acudiendo al quiropráctico para cuidar de mi estructura.

Las personas cuyo cerebro está bien, no solamente están más sanas sino que también son más felices, más inteligentes, más creativas y tenían más éxito en la vida, mientras que las personas cuyo cerebro está deteriorado no solamente son más enfermizas, sino que también son más depresivas, menos inteligentes, rígidas e inflexibles.

Nuestra calidad de vida depende de la salud física de nuestro cerebro, y la columna vertebral es clave en eso.

El principio de Pareto dice que el 20% de lo que hacemos nos da el 80% de los resultados, esto quiere decir que si hacemos el 20% de las cosas que sabemos que funcionan muy bien, conseguiremos que nuestra vida mejore en un 80%. ¡Vamos a mejorar nuestra vida un 80%!

Durante las próximas semanas de verano vamos a recordaros esas cosas que sabemos que funcionan muy bien, para que vayáis realizando aquellas que os resulten más fáciles y más asequibles, de manera que poco a poco las vayáis integrando en vuestro día a día, vayáis generando hábitos y ya no os suponga ningún esfuerzo realizarlas, habrán quedado incorporadas a vuestra rutina de vida saludable.

Porque sabemos de la importancia de crear buenos hábitos para nuestra salud.

¡Vamos a por ello!

Volver arriba