Saltear al contenido principal
Cómo mejorar tu rendimiento con la quiropráctica

Tu quiropráctico Marcelo te explica en este vídeo cómo la quiropráctica mejora tu rendimiento.

Por rendimiento entendemos funcionar eficazmente en cualquier cosa que hacemos, como por ejemplo:

Nuestra capacidad de reaccionar al estrés emocional, nuestra capacidad de sanarnos a nosotros mismos, nuestra capacidad de concentración en cualquier actividad que realicemos, el rendimiento de nuestros hijos en el colegio, el rendimiento a la hora de hacer deporte, movernos y ejercitar nuestro cuerpo

El rendimiento depende de la química de mi cuerpo. Por ejemplo, hay personas que para estar más despiertas toman anfetaminas y así pueden trabajar más horas; otras personas para relajarse se toman un valium. El problema es que si yo cambio la química desde fuera (con pastillas) voy a tener efectos secundarios.

La química de nuestro cuerpo la controlan las glándulas, que son las que producen el químico que yo necesito en el momento y en la cantidad en que lo necesito. Para que la glándula haga su trabajo correctamente necesita recibir una orden del cerebro, y aquí es donde la quiropráctica entra en juego.

Sabemos que la quiropráctica se encarga de permitir una correcta conexión entre el cerebro y el resto del cuerpo a través de los ajustes de las vértebras, corrigiendo las desviaciones o subluxaciones vertebrales que puedan existir en la columna vertebral. Si existen estas subluxaciones, la química de nuestro cuerpo se desestabiliza y nuestro rendimiento baja, mientras que si se corrigen estas subluxaciones, el cerebro puede mandar la orden correctamente para que las glándulas puedan producir los químicos necesarios para aumentar nuestro rendimiento.

Si quieres conocer más acerca del trabajo de la quiropráctica y de cómo podemos ayudarte desde nuestro Centro Quiropráctico en Madrid, ven a conocernos asistiendo a nuestro taller informativo sobre el cuidado de la columna vertebral.

Llámanos para consultar las próximas fechas del taller durante los meses de verano. También puedes pedir cita online para el taller del cuidado de la columna vertebral.

Volver arriba