fbpx
Saltear al contenido principal
5 hábitos para hacer del teletrabajo una experiencia saludable

El teletrabajo se ha impuesto como modelo laboral en nuestra rutina. La democratización de las nuevas tecnologías y la permisibilidad adoptada por las empresas y profesionales liberales en los tiempos que hoy vivimos han traído consigo la integración del teletrabajo como una realidad para muchos.

Además, este modelo laboral favorece la conciliación y se muestra en muchas ocasiones más productivo que el presentismo típico de las oficinas.

Sin embargo, para muchos, lejos de representar un avance o una liberación laboral, supone un caos organizativo y exige la necesidad de adoptar nuevos hábitos hasta ahora sin desarrollar.

En Marcelo Quiropráctico, tu quiropráctico en Madrid, estamos seguros de que cualquier modelo laboral que ayude a las personas a mejorar su salud integral debe ser bien recibido. Pero para ello, hay ciertas premisas que consideramos relevantes.

Para ayudarte a convertir el teletrabajo en una experiencia realmente saludable, te dejamos estos 5 hábitos esenciales:

Trabaja la autodisciplina, y hazlo a través del premio, no del castigo.

Cuando no dispones de una figura externa que controle tu actividad, o el tiempo que dedicas a cada tarea, te corresponde a ti la responsabilidad de ser productivo.

Para ello es necesario marcarse unos horarios de trabajo y ser autoexigente con uno mismo para no caer en ir dejando las cosas para más tarde.

Por supuesto, debes escuchar a tu cuerpo y atender sus necesidades. Poco a poco irás encontrando tus propias trampas y dándote cuenta de cuándo estás siendo condescendiente y cuándo es tu cuerpo o tu mente los que de verdad te piden un descanso.

Fija un horario y cúmplelo sin excusas. Estar en casa no significa que puedas parar tus tareas para atender a cuestiones externas.

Recuerda, es preferible ser flexible dentro de la planificación, que pretender planificar en el caos.

Por otro lado, estamos tan acostumbrados a “trabajar por castigo” que es más que probable que repliques este patrón incluso ahora que tu jornada depende de ti.

Es posible que nadie esté midiendo el tiempo que dedicas a una u otra tarea, sino el resultado real de tu trabajo. No te auto penalices con jornadas imposibles y listas de tareas eternas. Márcate objetivos alcanzables subdividiendo tareas y date un respiro cada vez que alcances uno de ellos. Tu mente agradecerá el descanso y lo tomará como una recompensa por el trabajo bien hecho, facilitando el querer replicarlo en las próximas ocasiones.

Si quieres saber más sobre cómo construir hábitos basándote en el premio, echa un vistazo a este artículo en el que te revelamos una técnica genial.

Ubica una zona de trabajo y adáptala a tus necesidades laborales.

Lo ideal sería disponer de un espacio que sirva exclusivamente al fin laboral, donde poder tener todo lo necesario para realizar tu actividad sin distracciones. No obstante sabemos que esta no es una posibilidad para todo el mundo.

Habrá ocasiones incluso en las que no se deba a una limitación como tal, sino a la naturaleza de este modelo laboral. El teletrabajo es flexible y te permite movilidad geográfica, por lo que no sería extraño que tengas que encontrar un lugar para realizar tu trabajo en distintas ubicaciones a lo largo del tiempo.

Nosotros te proponemos que dispongas de todo lo necesario siempre a mano. Esto puede ser repartido en una mesa idealmente, o dentro de una mochila que solo sirva para tu material laboral.

Lo que buscamos con esto es crear un atajo en la mente para que se encuentre predispuesta a la actividad laboral nada más ver “el contexto” que le ponemos delante.

Procura realizar tu actividad siempre en el mismo lugar. Cada vez que te mueves obligas a tu cerebro a realizar todo el proceso de preparación y concentración para iniciar la actividad. Sin embargo, si repites la misma rutina en el mismo lugar todos los días, estarás creando el atajo y predisponiendo a tu cerebro a estar listo cuanto antes.

Recuerda, la higiene postural es clave a la hora de disfrutar de tu jornada. Es importante para tu salud, y no solo en el largo plazo.

La postura idónea delante del ordenador es la que puedes observar en la fotografía.

Cuida de tu alimentación y controla los tiempos que dedicas a ella.

La alimentación y el cuidado de la misma es otro de los must have de los teleworkers. Estar solo y tener la cocina a escasos pasos del puesto de trabajo puede ser muy tentador, y una auténtica trampa para ti mismo. Se trata, de hecho, de un gesto bastante automático que realizas a menudo por inercia.

Igual que necesitas autodisciplina para cumplir un horario laboral, también la necesitarás para cumplir con los horarios de alimentación.

Empieza por fijar una hora concreta para la comida y mantenla más o menos fija a lo largo de los días. Haz lo mismo con los breaks y poco a poco irás acostumbrando a tu cuerpo a una rutina alimentaria estable. Sé fuerte y no te dejes tentar por un capricho fuera de estos horarios. Si estás debidamente nutrido, no es tu cuerpo el que los está pidiendo.

La calidad de la alimentación es aún más importante que el horario. Aliméntate de forma saludable y, en la medida de lo posible, ligera. Recuerda que estás en horario laboral y que el cuerpo requiere de mucha energía para los procesos de digestión. Para ponértelo fácil a la hora de mantener la concentración, consume alimentos nutritivos y no muy pesados. Y, por supuesto, mantente hidratado a lo largo del día. Las infusiones son un aliado perfecto en tu día de trabajo.

En la consulta siempre te recomendamos un modo de alimentación concreto que sabemos que ofrece los mejores resultados. Si quieres saber más sobre ello, lee detalladamente este artículo.

Incluye ejercicios de estiramientos en tu rutina.

Estamos seguros de que ya incluyes el deporte en tu día a día, y eso es perfecto para cuidar de tu salud. Sin embargo, largas jornadas sentado delante del ordenador exigen de un cuidado específico que, gracias a estar en la tranquilidad de tu hogar, podrás proporcionarte cada vez que lo necesites.

Realiza una ronda de estiramientos antes de comenzar tu jornada laboral y al terminarla. No tienen que ser ejercicios complejos, pero sí deben incidir sobre todos los grupos musculares. Con 10 o 15 minutos en cada ronda será suficiente para que tu cuerpo no se resienta durante el transcurso del día. Además, puedes incluir una ronda más en mitad de la jornada.

Mantener una buena higiene postural en tu puesto de trabajo será mucho más fácil si previamente te has dado esos minutos de autocuidado.

Este es uno de los hábitos más sencillos de implementar y que, a su vez, marcará una gran diferencia en tu bienestar.

En Marcelo Quiropráctico solemos recomendar un tipo de estiramiento muy específico que funciona de forma instantánea y que no te llevará más de 2 minutos: la Marcha Cruzada.

En el enlace te dejamos un vídeo detallado sobre cómo realizar este ejercicio, y los motivos por los que resulta tan completo.

Si puedes incluirlo en tu jornada, lo ideal es hacer este estiramiento cada dos horas. Puedes ponerte una alarma en el móvil para evitar olvidos.

Integra la quiropráctica como elemento de cuidado básico.

La salud de la columna es imprescindible para cualquier persona. La columna vertebral es el eje sobre el que se sustenta la salud de cualquier cuerpo, y tiene un impacto directo en multitud de nuestros sistemas.

Este hecho toma aún más relevancia cuando hablamos de personas que pasan su jornada laboral completa sentados teletrabajando.

A menudo creemos erróneamente que solo hay que acudir a un profesional ante la aparición de dolor. Y aunque es evidente que en esa circunstancia lo mejor que puedes hacer por ti es visitar a un profesional, lo ideal es no esperar a generar un problema para tratarte de forma adecuada.

La quiropráctica es una disciplina integral que persigue mejorar y mantener equilibrada la salud de las personas; y al integrarla en tu rutina de cuidado estarás generando un impacto directo en tu bienestar personal y profesional.

Encarar tu jornada laboral con buenas sensaciones físicas mantendrá tu ánimo elevado, ayudándote en la concentración de tareas complejas y favoreciendo el flujo de ideas creativas para resolver los distintos conflictos que se te presenten a lo largo del día.

 

En Marcelo Quiropráctico trabajamos para que tu columna sea el eje vertebrador de tu salud y de tu bienestar.

Esperamos que estos 5 hábitos te sean útiles para lograr que la experiencia del teletrabajo sea saludable, y que tu jornada laboral se convierta en un momento agradable para ti.

Volver arriba