Testimonio Quiropráctico: Dario Molera

Llevo viniendo 4 años, desde el 2008

Empecé a venir porque tenía una crisis muy fuerte de ciática por una hernia en las vértebras L5-S1, que me impedía caminar y me tuvo tres meses postrado en cama, esta situación me hizo entrar en estados continuos de depresión al no ver otra solución que la operación, sin garantías de nada.

Durante los primeros ajustes note mejoría de forma progresiva, al mes los dolores desaparecieron por completo, después de cada ajuste sufría mareos incluso dolores en otras zonas del cuerpo, lo que al principio me alarmo, pero me explicaron que era normal, ya que al liberar los nervios, se despiertan antiguas dolencias que estaban ocultas, cosa que me llamo mucho la atención.

Recomiendo a todo el mundo la quiropráctica, yo me ajustare de por vida, sin olvidar que también depende de uno mismo, del interés y la constancia, no se debe dejar todo en manos de la quiropráctica, tu también debes poner de tu parte. Yo hago el deporte que puedo, como lo mas sano posible, bebo agua, estiramientos…

Cuando conocí al equipo el primer día, supe que estaba en buenas manos.
 

Share Button

Deja tu comentario