Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM)

limpieza

“Cada día hay más casos de cáncer, problemas de infertilidad, alergias… ¿Sabías que detrás de ello pueden estar  los detergentes, las cremas o geles de ducha, los muebles que tienes en casa, el agua que tomas o la ensalada que comes?”.

Así comienza la presentación del documental “La letra pequeña” de la Fundación Vivo Sano, en la que nos explica en profundidad que son los disruptores endocrinos y sus efectos en la salud de personas y animales. Estos son sustancias químicas industriales con las que estamos en contacto todos los días y su impacto nocivo para la salud ha hecho saltar las alarmas llegando incluso al Parlamento Europeo, el cual ha limitado la utilización de estas sustancias químicas.

Aunque en España no existen estudios al respecto, se estima que entre el 0,5% y el 12% de la población, según el grado de afectación, está afectado por el denominado “Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple”.Pero, ¿en qué consiste está enfermedad?.

Suele asociarse automáticamente con intolerancia a los olores o incluso puede ser confundida con una alergia, sin embargo es algo mucho más grave que todo eso, ya que altera multisistémicamente a todo el organismo.

La Sensibilidad Química Múltiple (SQM) es una enfermedad adquirida, crónica y no psicológica, que manifiesta síntomas en múltiples sistemas orgánicos como respuesta a una mínima exposición a múltiples compuestos químicamente no relacionados, tan habituales e innecesarios como los perfumes, los ambientadores o el suavizante para la ropa. Se conoce desde los años 50, pero que a día de hoy aún no ha sido reconocida como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a pesar que existen más de 100 artículos científicos de investigación que sustentan la base fisiológica de la SQM, que el número de afectados aumenta de forma exponencial, cada vez en edades más tempranas, y que incluso el Parlamento Europeo la incluye dentro del número creciente de enfermedades vinculadas a factores medioambientales.

Según las últimas cifras, existen 150.000 sustancias químicas lanzadas al medioambiente de las cuales muy pocas han sido estudiadas desde la perspectiva de sus efectos sobre la vida humana y el medioambiente. Las personas están expuestas a estas sustancias e interaccionan con ellas.

Esta convivencia incontrolada de químicos y humanos también está relacionada con enfermedades como la esclerosis múltiple, parkinson, alzheimer, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia,  hiperactividad, etc.

Lo más grave de esta cuestión es la desinformación existente entre la ciudadanía y la falta de percepción del riesgo químico. Por ello hemos querido compartir con vosotros esta información.

Las campañas de marketing de las multinacionales son poco trasparentes, y en algunos casos, utilizan incluso el término natural o la etiqueta verde de forma improcedente, consiguiendo causar aún más confusión entre los consumidores.

Hemos pensado que esta información te permite tomar conciencia de lo perjudiciales que pueden ser los productos químicos, permitiéndote tomar una mejor decisión respeto a muchos de los productos de tu cesta de la compra habitual.

Queremos que optes por la mejor opción, a la vez que queremos que fortalezcas tu sistema inmunitario.  Un sistema inmunitario saludable significa alta resistencia a las enfermedades y las infecciones, mejor capacidad para lidiar con el estrés y una mejor salud y bienestar.

La quiropráctica permite que el sistema inmunológico funcione con mayor eficacia,  liberando la tensión del sistema nervioso. Así, su cuerpo trabajará de manera más eficaz para neutralizar las sustancias químicas del entorno.

Ven a conocer nuestra charla informativa los lunes a la 13:30 y los jueves a las 21:00h y resolveremos todas tus dudas. ¡Te esperamos!

Para más información sobre la Sensibilidad Química Múltiple os dejamos el enlace a otro documental, Centinelas de la Vida

Share Button

Deja tu comentario

Te puedes estar preguntando si tu problema es un problema con el que la quiropráctica puede ayudar. Siempre detrás de un síntoma hay una causa, Algo no esta funcionando bien y el cuerpo falla Es ahí donde la quiropráctica se centra y te puede ayudar. Al corregir la causa, al ayudar al cuerpo a funcionar correctamente muchas veces los síntomas desaparecen. Lo que te aconsejamos para aclarar todas tus dudas es que vengas a nuestra charla informativa. Es amena, nos conocemos, aclaramos todas las dudas que tengas y además te damos estrategias que puedes hacer tu en casa para mejorar tu calidad de vida. Ah, y es gratuita, es decir, un regalo.