Shiatsu contra el estrés

Muchas terapias creen en el poder curativo del cuerpo y ayudan a restablecer su equilibrio. Hoy vamos a hablar del Shiatsu, una terapia que ayuda compensar los efectos negativos que tiene el stress sobre nuestra salud a nivel físico y mental activando la respuesta de auto curación del cuerpo.

Su objetivo es restablecer el equilibrio del flujo energético en el individuo, para mantener o recuperar la salud. Al igual que en quiropráctica, no se trata el síntoma o la enfermedad sino que se estimula los mecanismos de autoacuración de nuestro organismos para que este se ponga en marcha.

La palabra Shiatsu puede traducirse como “presión con los dedos” (shi: dedo, atsu: presión), aunque en su práctica también se realizan estiramientos y diferentes tipos de presiones en las que se utilizan, además de los dedos, otras partes del cuerpo como los codos, antebrazos y , a veces, las rodillas o los pies.

 Pero ¿cuáles son sus efectos terapéuticos?

El Shiatsu puede ayudar a tratar los siguientes síntomas

  1. dolor de espalda
  2. migraña
  3. lesiones cervicales y rigidez del cuello
  4. movilidad reducida
  5. dolor menstrual
  6. problemas digestivos
  7. síntomas de asma
  8. lesiones deportivas
  9. depresión clínica

Sin embargo, como hemos dicho, es una terapia que no solo trata problemas específicos sino que es una técnica que ayuda a promover la salud de las personas y prevenir enfermedades.

El Shiatsu estimula el sistema inmunológico y ayuda a restaurar el equilibrio de los distintos sistemas del cuerpo (nervioso, circulatorio, digestivo, etc.), produciendo una armonización entre el cuerpo y la mente.

 

Share Button

Deja tu comentario