Quiropráctica para tus Mascotas

marcelo-quiropractico-madrid-blog-quiropractica-mascotas-perros

En esta ocasión queremos compartir con vosotros una información que seguro va a ser de vuestro interés. Os hablamos de unos seres muy especiales que forman parte de nuestra familia, nos acompañan, nos hacen reír, nos entregan su calidez y su amor incondicional ¡SIEMPRE! Estamos hablando de nuestras mascotas, especialmente en este caso, de los perros.

Algunos de vosotros habréis tenido la oportunidad de ver algunos de nuestros amigos caninos que acuden a la consulta, los jueves a la última hora de los ajustes. Llevamos años ayudándoles a mejorar su calidad de vida, pero como ellos no suelen “quejarse”, es difícil saber cuando les duele algo, o tienen subluxaciones, pero al igual que nosotros, como os podéis imaginar, ¡también ellos a veces necesitan un ajuste! Cierto que en general están sometidos a menos estrés que nosotros pero no está demás hacer esta pequeña reflexión y trasladarnos a su posición, observarlos y saber que esta opción existe.

El otro día estaba en el parque, disfrutando de unos rayitos de sol y aire fresco y observe como un perrito que iba caminando con su dueño muy despacito, con dificultad y estornudando. Se sentaron justo a mi lado y lo primero que se me vino a la cabeza fue que ¡el perrito necesitaba un ajuste! Recordé como en varias ocasiones había visto a Marcelo ajustar perritos en la consulta y le pregunté al dueño si era muy mayor, y qué le pasaba al animal. Me contó que tenía 8 años y que había amanecido con el estómago revuelto y estornudando mucho, y además tenía un poco de artrosis. Le expliqué que la quiropráctica le podía echar una mano para recuperarse y gozar de más años de calidad de vida y movimiento, para que su organismo tuviera más fuerza. El dueño se sorprendió porque “… pensaba que eso era solo para nosotros, las personas”.

La verdad es creo que mucha gente puede pensar eso porque estamos acostumbrados a llevar a nuestras mascotas al veterinario, como si esto fuera la única solución, y muchas veces esto no es suficiente.

Simplemente queríamos recordaros esta posibilidad que puede cambiar y alargar la vida de vuestras mascotas, ellos lo dan todo por nosotros y ahora poco a poco vamos descubriendo qué podemos hacer nosotros por ellos.

 

Con la quiropráctica podemos solucionar, en nuestras mascotas, varios problemas de rigidez, cojera, apatía, cambio de postura, falta de coordinación, dolor sin patología diagnosticada, cambio de comportamiento, atrofia muscular, dificultad para saltar o entrar en el coche, historia de problemas ortopédicos como displasia de cadera o problemas después de cirugía.

Como sabéis, los fundamentos de la quiropráctica están basados sobre la relación íntima entre la columna vertebral y el sistema nervioso y sobre la función de la columna vertebral en la biomecánica y el movimiento del animal.

Cuando hay una falta de movimiento en una articulación en su rango de movimiento fisiológico, hablamos de una subluxación. Ésta no permite que la información nerviosa fluya correctamente, por tanto, al ajustar el cuerpo del animal estamos ayudando a que el sistema nervioso pueda recuperar su funcionalidad.

Una subluxación puede ser causada por trauma, conformación, nacimiento y parto, actividades diarias, transportación, falta de ejercicio, sobrepeso, edad, problemas dentales/mal oclusión dental, cojera clínica, cojera sutil, anestesia general.

 

Share Button

Deja tu comentario

Te puedes estar preguntando si tu problema es un problema con el que la quiropráctica puede ayudar. Siempre detrás de un síntoma hay una causa, Algo no esta funcionando bien y el cuerpo falla Es ahí donde la quiropráctica se centra y te puede ayudar. Al corregir la causa, al ayudar al cuerpo a funcionar correctamente muchas veces los síntomas desaparecen. Lo que te aconsejamos para aclarar todas tus dudas es que vengas a nuestra charla informativa. Es amena, nos conocemos, aclaramos todas las dudas que tengas y además te damos estrategias que puedes hacer tu en casa para mejorar tu calidad de vida. Ah, y es gratuita, es decir, un regalo.