Quiropráctica día a día: calma el dolor de cuello

Acostumbrados a pasar horas al volante del coche o trabajando frente al ordenador, ¿quién no ha sentido molestias en el cuello? Cada vez es más normal el dolor en esta zona debido a nuestros hábitos diarios.

Durante la jornada laboral no conseguimos mantener una postura adecuada de forma que una incómoda posición unida a la tensión provocada por estas situaciones de estrés van cargando nuestro cuello.

El dolor puede ser desde leve a grave, sufriendo incluso rigidez. Una sensación que nos afecta en nuestro día a día, tanto física como emocionalmente. Notaremos que nuestro humor va empeorando y rendimos menos en el trabajo ya que, aunque no siempre seamos conscientes al cien por cien, esa sensación negativa nos castiga continuamente.

Los problemas pueden llegar en forma de tensión muscular, articulaciones desgastadas y degeneración discal. Como podemos comprobar en la columna interactiva de Marcelo Quiropráctico, las Cervicales se encuentran en la zona del cuello. Estas vértebras están conectadas por ligamentos y articulaciones. Si tenemos fatigada la zona, podemos sentir desde dolores de cabeza y problemas de sueño hasta nerviosismo o ansiedad. La quiropráctica es la solución a estas molestias. Gracias a los ajustes quiroprácticos, mejorará el funcionamiento de tu sistema nervioso y notarás como el dolor va desapareciendo.

Para contribuir a evitar la recaída en el dolor de cuello, se aconseja apoyar los ajustes con un autocuidado personal. Mantener una buena postura, reducir el estrés con técnicas como la meditación y un baño caliente acompañado de un suave masaje, son fáciles medidas que van a mejorar tu bienestar diario.

Share Button

Deja tu comentario