Meditación, equilibrio mental

Meditar, según el zen, es la condición natural de la conciencia humana, un estado básico y primordial que se ve interrumpido por la agitación y la gran cantidad de asuntos que absorben nuestra atención. El ritmo de vida actual es cada vez más frenético, sobre todo en las grandes ciudades, donde apenas paramos ni un minuto. Las presiones continuas que recibimos han convertido el estrés en un problema muy extendido en nuestros tiempos.

La meditación puede ayudar a reordenar la mente y calmar la ansiedad. Una forma de equilibrar el carácter y compensar las situaciones de estrés. Y es que se ha demostrado que la meditación puede reducir el estrés laboral y ser una terapia contra la ansiedad y la depresión.

Hay diferentes estilos de meditación, pero en general otorga beneficios para la salud mental y física, especialmente una mejora de la inteligencia emocional y del sistema inmunitario. Se caracteriza por alcanzar un estado de concentración sobre la realidad del momento presente, una mente libre de sus propios pensamientos y una focalización en un único objeto de percepción. Las técnicas pueden centrarse en controlar la respiración, visualizar un pensamiento positivo o enfocar una imagen u objeto concreto. Para algunos maestros zen, meditar es “tocar el corazón” del ser humano.

Share Button

Deja tu comentario