“La enzima prodigiosa”, de Hiromi Shinya

12-marcelo-post-enzima-prodigiosa

La importancia de la dieta alimenticia y su estrecha relación con el desarrollo de las enfermedades y la capacidad del cuerpo para “curarse a sí mismo” son los argumentos centrales de “La enzima prodigiosa”, el libro de Hiromi Shinya que lleva más de dos millones de ejemplares vendidos. De acuerdo con el doctor Shinya, cualquier persona puede ayudar a su cuerpo a evitar enfermedades cardiacas, obesidad, fibromas, síndrome de colon irritable, enfermedad de Crohn, apnea del sueño y enfermedades autoinmunes. La clave reside en el factor enzimático. Las enzimas son proteínas complejas que permiten el desarrollo de todas las funciones celulares. Alrededor de este elemento gira la dieta que aconseja el doctor japonés, basada en alimentos que contienen muchas enzimas como son aquéllos que “crecen en una tierra fértil, rica en minerales, sin uso de agroquímicos y fertilizantes” y que se coman “inmediatamente después de ser cosechados”.

En “La enzima prodigiosa” se recoge que “cuanto más frescas sean las verduras, frutas, carnes y pescado más enzimas tendrán” y preferiblemente evitando cocinar utilizando altas temperaturas. Especial importancia tiene el agua mineral (tres vasos al despertarse, otros tres vasos una hora antes de las comidas y dos una hora antes de irse a la cama) y se prohíbe absolutamente la leche y la margarina. Según su experiencia, el estilo de vida rico en “enzimas prodigiosas” se correspondería con una dieta formada por un 85% de alimentos vegetales frente al 15% de proteínas animales (mejor pescado que carne).

En conclusión, al cambiar esos pequeños hábitos diarios se consigue una buena salud para siempre. Una fortaleza adquirida gracias a conservar el abastecimiento de las enzimas prodigiosas y eliminando los productos nocivos (entre los que también se incluyen el alcohol y el tabaco, además de los ya mencionados). Consejos que coinciden con preceptos propios de la Quiropráctica y que avalan la capacidad curativa del cuerpo si se fortalece siguiendo un estilo de vida fundamentado en una serie de pautas y hábitos saludables.

Share Button

Deja tu comentario

Te puedes estar preguntando si tu problema es un problema con el que la quiropráctica puede ayudar. Siempre detrás de un síntoma hay una causa, Algo no esta funcionando bien y el cuerpo falla Es ahí donde la quiropráctica se centra y te puede ayudar. Al corregir la causa, al ayudar al cuerpo a funcionar correctamente muchas veces los síntomas desaparecen. Lo que te aconsejamos para aclarar todas tus dudas es que vengas a nuestra charla informativa. Es amena, nos conocemos, aclaramos todas las dudas que tengas y además te damos estrategias que puedes hacer tu en casa para mejorar tu calidad de vida. Ah, y es gratuita, es decir, un regalo.