La compasión, el antídoto al perfeccionismo

feliz navidad_ Marcelo
Hoy queríamos compartir con vosotros un e-mail que nos llego a nuestra bandeja de correo… una felicitación de navidad de aquellas que dejan huella, por su contenido y sabiduría. Y es que no hay nada más bello que compartir con el corazón todo aquello que juntos construimos.
Su comienzo, podría ser nuestro comienzo…¡Gracias por compartir juntos este año. Feliz 2014!

“En agradecimiento a todo lo que me habéis aportado este año, deseo compartir algo con vosotros”.Releía ayer el libro de René Brown, Los Dones de la Imperfección. Me volvió a provocar reflexión el capitulo sobre la Compasión como antídoto al perfeccionismo. Me ayudaron las palabras de René a ver como el afán de perfeccionismo ha influido en mi experiencia del año que acabamos ¿Qué aprendí de nuevo?

No es lo mismo esforzarse por dar el máximo que el perfeccionismo. El perfeccionismo se construye sobre la idea de  vivir de forma perfecta hace que los demás me perciban como un ser perfecto. El perfeccionismo se convierte en un escudo que me protege del dolor de la culpa, el juicio o la vergüenza.Perfeccionismo no es sinónimo de mejora personal. Debajo del perfeccionismo vive el ánimo de intentar obtener la aprobación de los demás y la aceptación. A la mayoría de nosotros nos han educado alabándonos por lo que hacemos o lo que logramos. En algún punto de nuestra vida adoptamos un sistema de creencias peligroso y debilitador. “Soy lo que consigo, soy lo bien que lo he conseguido!”Comprender la diferencia entre esfuerzo saludable y perfeccionismo es el primer paso para soltar el escudo y recuperar tu equilibrio y tu vida.

  • Compasión por uno mismo es ser amable con nosotros mismos, aceptarse en los momentos que fallo, sufro o me siento incapaz.
  • Compasión con uno es aceptar que somos humanos y estamos vivos. Sentir vergüenza, sufrir dolor o sentirse incapaz es parte de la expresión humana. Aceptar que somos vulnerables es lo que nos hace humanos.
  • Compasión conmigo mismo es ser consciente de las emociones que siento de una forma equilibrada, como des del balcón. No es posible ignorar las emociones y a al vez sentir compasión. Aceptar sin dejarse arrastrar, con desapego nos permite no “sobreidentificarnos” con ellas.

Finalmente, he recuperado en mi playlist de canciones favoritas Anthem de Leonard Cohen gracias a René Brown (que la menciona en su libro). En la canción se repite“There is crack in everything. That’s how light gets in…” [Todas las cosas tienen una grieta y es por ahí por donde entra la luz…].

Estas fiestas date permiso para ver la belleza que tienen las grietas y libérate de la esclavitud del perfeccionismo. Deja que la luz ilumine tus fiestas. Las grietas nos son incompetencias, no significan que nos falta algo, que somos incompletos.

Las grietas nos hacen humanos. Somos imperfectos. Nos conectan con nosotros mismos y con los demás. Por unas fiestas humanas y en conexión con los que amamos. Por unas fiestas llenas de luz a través de las grietas.

Un fuerte abrazo”
Carta de Daniel Poch
Recuerda…ser libre e imperfecto nos hace humanos.
¡FELICES FIESTAS!
Share Button

Deja tu comentario

Te puedes estar preguntando si tu problema es un problema con el que la quiropráctica puede ayudar. Siempre detrás de un síntoma hay una causa, Algo no esta funcionando bien y el cuerpo falla Es ahí donde la quiropráctica se centra y te puede ayudar. Al corregir la causa, al ayudar al cuerpo a funcionar correctamente muchas veces los síntomas desaparecen. Lo que te aconsejamos para aclarar todas tus dudas es que vengas a nuestra charla informativa. Es amena, nos conocemos, aclaramos todas las dudas que tengas y además te damos estrategias que puedes hacer tu en casa para mejorar tu calidad de vida. Ah, y es gratuita, es decir, un regalo.