Gomasio: calcio biodisponible para tus huesos

Tu sistema óseo se alegra y se despierta cada vez que recibe un ajuste quiropráctico. Queremos contarte hoy que la alimentación también beneficia la buena salud de tus huesos.  ¡Le damos la bienvenida a las semillas de sésamo! Ya sean blancas o negras, son un verdadero milagro de calcio siempre y cuando no les quites la cascarilla. Pueden tomarlas niños (a partir de los siete años), adolescentes, adultos y personas mayores. Muchos padres, al plantearse retirar la leche animal de la dieta de sus hijos, cuentan con el sésamo como un aliado perfecto por su alto contenido en calcio biodisponible.

En realidad, la cáscara que envuelve a la semilla de sésamo es muy dura y resulta difícil de digerir. Por eso la mejor opción para asimilar todo el calcio del sésamo es triturarlo o molerlo y mezclarlo con sal marina (a poder ser integral) y, si te apetece, con algas.

Gomasio: sésamo + sal marina + opcional, algas

El gomasio sabe riquísimo y puedes añadirlo tanto a platos fríos como calientes. La tortilla francesa se vuelve más nutritiva y consistente si le añades una cucharada de café (o dos, según tu gusto) con gomasio. Si le pusiste algas a tu fórmula, recuerda que estas ya están un poco saladitas y que seguramente no necesites añadirle más sal al huevo.

El gomasio blanco y el negro tienen sabores distintos. A ver cuál es el tuyo. El negro te aporta más hierro que el blanco.

Hay muchos tipos de algas. Cada una tiene personalidad propia. Es un mundo por descubrir. ¿Y cuál de ellas tiene más calcio? La wakame. Puedes comprarla ya troceadita para que la esparzas en tus platillos cómodamente.

GOMASIO SESAMO CALCIO HUESOS

¿Sabías que todas las algas son comestibles? Están llenas de minerales, vitaminas, ácido algínico, proteínasde alta calidad de  hidratos de carbono…

Prueba el gomasio con ensaladas, guisos, en la masa de las croquetas, en albóndigas, salsa de tomate, cremas de verduras y sopas, en la tostada de pan integral ecológico con aceite de oliva… ¡Vaya pedazo de desayuno!

El gomasio te espera en la herboristería o el supermercado ecológico de tu barrio y puedes hacerlo tú mism@ en casa. Con la batidora es suficiente. Mezclas un paquete de sésamo, le añades un poco de sal y un puñadito de algas y ya está. En la imagen superior os presentamos las algas tostadas en finas láminas. Son fáciles de desmenuzar para mezclarlas con el sésamo y la sal. Y también las puedes comer como snack.

¿Qué tienen en común el tomillo seco, la col rizada y la maravillosa quinoa? ¡Que también te regalan calcio del bueno!

Te compartimos este enlace  http://libredelacteos.com/nutricion/alimentos-ricos-en-calcio-que-no-son-lacteos/  donde descubrirás qué otros alimentos puedes ir integrando en tu dieta para que el calcio siempre esté contigo en las cantidades adecuadas.

Un abrazo y feliz semana

Share Button

Deja tu comentario