“El cerebro después de los 50” por el Dr. Juan Hitzig

marcelo-quiropractico-madrid-dr.JuanHitzig

El Dr. Juan Hitzig es autor del libro “Cincuenta y tantos. Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando”. La idea central de este libro se basa en investigaciones que demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el punto de inflexión biológica que define en qué forma envejeceremos. En una sociedad donde la esperanza de vida ha crecido notablemente en las últimas décadas, es prioritario considerar la longevidad no como una acumulación de dolencias y enfermedades, sino como una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal.
El Dr. Juan Hitzig, profesor en la Universidad Maimónides de Buenos Aires y reconocido gerontólogo dedicado al estudio de las causas de la longevidad saludable, sostiene con humor que “el cerebro es un músculo fácil de engañar. Si tú sonríes él cree que estás contento y te hace sentir mejor”.

Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento), un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte.

Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar.

Las conductas con R:

Resentimiento,
Rabia,
Reproche,
Rencor,
Rechazo,
Resistencia,
Represión……… Son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares.

Las conductas R generan actitudes D:

Depresión,
Desánimo,
Desesperación,
Desolación.

En cambio, las conductas con S:

Serenidad,
Silencio,
Sabiduría,
Sabor,
Sexo,
Sueño,
Sonrisa,
Sociabilidad,
Sedación……… son generadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.

Las conductas S generan actitudes A:

Ánimo,
Aprecio,
Amor,
Amistad,
Acercamiento.

Una vez más la sabiduría popular se abre paso. La expresión “hacerse mala sangre” refleja fielmente ese exceso de cortisol y esa falta de serotonina en la sangre.

Empecemos hoy practicando las eses frente al espejo para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud. ¿Estás de acuerdo con el alfabeto emocional? ¿Qué abunda más en tu vida, R o S?

Suena lógico ¿verdad?
Finalmente todo es cuestión de actitud

Share Button

Deja tu comentario

Te puedes estar preguntando si tu problema es un problema con el que la quiropráctica puede ayudar. Siempre detrás de un síntoma hay una causa, Algo no esta funcionando bien y el cuerpo falla Es ahí donde la quiropráctica se centra y te puede ayudar. Al corregir la causa, al ayudar al cuerpo a funcionar correctamente muchas veces los síntomas desaparecen. Lo que te aconsejamos para aclarar todas tus dudas es que vengas a nuestra charla informativa. Es amena, nos conocemos, aclaramos todas las dudas que tengas y además te damos estrategias que puedes hacer tu en casa para mejorar tu calidad de vida. Ah, y es gratuita, es decir, un regalo.