Esta segunda visita a nuestro centro tiene una duración aproximada de 1 hora. Hacemos una serie de pruebas quiroprácticas, entre ellas un escáner termográfico y un test de estrés postural, para determinar si la quiropráctica puede ayudarte. Con toda la información recopilada ese día, estudiamos tu caso y establecemos un plan de cuidado individualizado para ti.

Varios de nuestros pacientes se ofrecen para charlar con pacientes nuevos que acuden con sintomatología parecida a la que ellos sufrían. Si deseas charlar con alguien que ha pasado por lo que tú estás pasando y al que la quiropráctica ha ayudado, dínoslo. Estamos aquí para ayudarte y ponemos todos los medios para que tu experiencia quiropráctica sea lo mas positiva y agradable posible.