Hola, soy Adriana. Mi vida en el mundo de la Quiropráctica empezó hace casi 7 años, conocí a Marcelo cuando yo trabajaba en un restaurante Japonés, un día él me propuso que fuera a su charla informativa y así lo hice, me impactó la visión sobre la salud que allí escuché, además de información sobre la que ni siquiera era consciente como la importancia del cuidado de nuestra columna que protege la parte más vital de nuestro cuerpo: el sistema nervioso, y de repente, todo cobró sentido para mi y a partir de entonces empecé a trabajar en el Centro.

Sinceramente la vida me ha cambiado completamente, todo llegó cuando más lo necesitaba, mi visión sobre la salud ahora es distinta, mi calidad de vida es mucho mejor y el trato con la gente ha sido y es importante para mi, por algo estudié Sociología. Estoy feliz de poder ser útil y formar parte del proceso mediante el cuál las personas son cada día más conscientes de cómo cuidar de su salud y ser partícipes de su bienestar.