Aquí me veis, soy Marcelo (el quiropráctico) y éste es mi fabuloso equipo: Silvia, Janis, Elena, Adriana y Belén  Soy uno de los 40 doctores en Quiropráctica que hay en Madrid. Estudié en Estados Unidos, en Life University (Atlanta), y soy miembro de la AEQ (la Asociación Española de Quiropráctica).

Todos los lunes y los jueves ofrecemos charlas informativas donde os damos consejos prácticos para mejorar vuestro bienestar y calidad de vida. La charla es gratuita, y es una oportunidad estupenda para que nos conozcáis y veáis si la Quiropráctica os puede ayudar. Os invitamos a que traigáis a amigos y familiares.

 

Conócenos mejor

Hola, soy Marcelo. Este apartado es para que os cuente algo sobre mí. Vamos a ver: Hoy me encanta mi vida pero no siempre fue así. Con 17 años me fui a estudiar a USA. Estudié empresariales y después saqué un MBA en dos de las mejores universidades de negocios de USA. Supuestamente, el futuro feliz estaba garantizado. Antes de terminar ya tenía trabajo en una de las grandes multinacionales del país. Lo de la felicidad garantizada como que no fue así. Mi primer día de trabajo no pude ir a trabajar porque Miami fue arrasada por un Huracán. Esa fue la primera señal de que ese no era mi sitio, ja, ja. Con el paso de los años recuerdo haber pensado muchas veces “me han engañado, la vida no puede ser esto; pero si de pequeño yo quería ser médico y ayudar a la gente. Mi vida no tiene sentido”

 

Hola, soy Silvia. Trabajo en el centro quiropráctico desde hace 2 años pero llevo visitándolo 5. Conocí a Marcelo en el restaurante que tenía al que él solía venir. Nos ajustó a mi y a mi compañero Juan, allí sobre la marcha en menos de dos minutos y eran las 23:00h. Llevábamos trabajando desde las 7:00 de la mañana sin parar, y de repente sentí una energía como si acabara de empezar el día, a Juan le ocurrió lo mismo y al día siguiente acudimos a la cita informativa, decidimos empezar a ajustarnos ya.

Yo tenía artrosis en la mano derecha, los traumatólogos me dijeron que no tenía cura y que además aumentaría, asique me recomendaron calmantes,  estaba preocupada porque ya me estaba empezando a molestar la otra mano también.

 

Hola, soy Janis. Cuando por primera vez asistí de acompañante de una amiga a la clase que da Marcelo los jueves a las 21h nunca había oído hablar de la quiropráctica, no tenia ni idea de qué esperar.

La información que recibí aquel día marcó un antes y un después para mi, tenía todo el sentido aunque yo nunca me había parado a pensar en ello desde aquella perspectiva “la salud de dentro hacia fuera”, “mi cuerpo es el mejor doctor del mundo”, “la comunicación entre el cerebro y el cuerpo es clave”, “la vida se expresa a través del sistema nervioso en mi cuerpo, y si hay interferencias, la expresión y calidad de mi vida se ve mermada”, “la inteligencia que ha creado mi cuerpo, tiene la capacidad de sanar mi cuerpo”

 

Hola soy Belén. Trabajo en la consulta desde hace dos años, poquito tiempo pero lo suficiente para conocer a fondo la quiropráctica.

Desconocía la quiropráctica hasta que conocí a Marcelo por motivos que no eran de salud, me realizó un ajuste el mismo día que le conocí y desde ese momento me despertó las ganas de querer profundizar sobre esto. Me invitó a su charla informativa, quedé fascinada con la información y con la función de la quiropráctica, ¿cómo era posible que no me hubieran explicado esto antes? Otra cosa que me llamó muchísimo la atención era el trato tan diferente y agradable que se brindaba a toda persona que entraba en la consulta, tanto así que desde ese momento se convirtió en un sueño para mi poder trabajar allí

 

Hola, soy Elena. Trabajo en la consulta desde 2003 y conocí la Quiropráctica por mi relación con la Naturopatía y un problema que tuvo mi hijo a los 7 años que fue muy bien atendido y resuelto. Probablemente a causa de un resbalón y caída por las escaleras, se le subluxaron sacro y vértebras lumbares. Esto hacía que el normal caminar, correr, jugar, estar sentado se realizara en desequilibrio y el resultado es que por la tarde cuando quedaba en reposo comenzaba un dolor en las piernas inaguantable, ya en la noche se despertaba con dolor agudo y en pánico. Hoy con 27 años recuerda perfectamente aquellos meses eternos de angustiosas y dolorosas noches. Y yo recuerdo mi impotencia ante unos médicos que no querían radiarle y ver qué pasaba en una radiografía, ni medicarle innecesariamente por la edad, “eso es del crecimiento, es normal” decían.

 

Hola, soy Adriana. Mi vida en el mundo de la Quiropráctica empezó hace casi 7 años, conocí a Marcelo cuando yo trabajaba en un restaurante Japonés, un día él me propuso que fuera a su charla informativa y así lo hice, me impactó la visión sobre la salud que allí escuché, además de información sobre la que ni siquiera era consciente como la importancia del cuidado de nuestra columna que protege la parte más vital de nuestro cuerpo: el sistema nervioso, y de repente, todo cobró sentido para mi y a partir de entonces empecé a trabajar en el Centro.

Sinceramente la vida me ha cambiado completamente, todo llegó cuando más lo necesitaba, mi visión sobre la salud ahora es distinta…