“Aprendiendo a usar el alma”

marcelo-quiropractico-madrid-blog-aprendiendo-a-usar-el-alma

Para empezar el 2013 cargados de energía, os proponemos un ejercicio ideal para empezar bien el día y que os ayudará a conectar con vuestro yo interior cada mañana.

Nuestro regalo de Año Nuevo: El poema “Aprendiendo a usar el alma”

 

Aprendo a usar el alma porque es la única forma de sentir la vida, de sentirme vivo, de conocer y empaparme de amor de verdad, de palpitar con todo y no solo con el corazón. Aprendo a usar el alma porque solo estoy aquí con ese propósito.

Aprendo a cambiar desde dentro… No lo de afuera.

Aprendo a amarme… Para poder amar a los demás.

Aprendo a ser amiga del silencio… Y lo encuentro también en el ruido.

Aprendo a usar los “seis” sentidos… Porque “sentir” es el sexto.

Aprendo a llorar con el alma… Porque eso también me enseña a reír con el alma.

Aprendo a amar con el alma… Porque es el único que llena y se puede compartir.

Aprendo a mirar con los ojos del alma… Porque solo con ellos puedo ver lo hermoso de todo y de todos.

Aprendo a dar caricias con el alma… Porque lo más dulce es acariciar otras almas.

Aprendo a sentir mi piel… Para que los demás también puedan sentirla.

Aprendo a quererme con el alma… Porque es la única forma de crecer.

Aprendo a desnudar el alma… Porque es el mayor regalo que puedo dar a los demás.

Aprendo a perdonarme cuando sale mal… Porque estoy aprendiendo.

Aprendo a vivir desde el alma… Porque es lo único que da significado a la vida.

Aprendo a ser yo… Aprendo a ser amor… Aprendo a ser un guerrero de luz…

Share Button

Deja tu comentario

Te puedes estar preguntando si tu problema es un problema con el que la quiropráctica puede ayudar. Siempre detrás de un síntoma hay una causa, Algo no esta funcionando bien y el cuerpo falla Es ahí donde la quiropráctica se centra y te puede ayudar. Al corregir la causa, al ayudar al cuerpo a funcionar correctamente muchas veces los síntomas desaparecen. Lo que te aconsejamos para aclarar todas tus dudas es que vengas a nuestra charla informativa. Es amena, nos conocemos, aclaramos todas las dudas que tengas y además te damos estrategias que puedes hacer tu en casa para mejorar tu calidad de vida. Ah, y es gratuita, es decir, un regalo.